Fin de semana revuelto en la industria de la inteligencia artificial. El viernes 17 de noviembre conocíamos que Sam Altman, CEO y cofundador de OpenAI era despedido fulminantemente por el consejo de la compañía por «falta de confianza». Greg Brockman, cofundador y presidente de OpenAI, fue destituido de su cargo de presidente pero se le pidió continuar como empleado. Este movimiento provocó la dimisión de Brockman a las pocas horas.

Mira Murati (hasta ese momento CTO de OpenAI) pasó a ocupar el puesto de CEO interina mientras se anunciaba que comenzarían un proceso para buscar un CEO definitivo.

A todo esto, los rumores cuentan que Satya Nadella, CEO de Microsoft, compañía que posee un 49% de OpenAI y que ha incorporado mucha de su tecnología en productos como Bing, Office, etc. no fue informado hasta unos pocos minutos antes de despedir a Altman. Desde hace meses, Microsoft hizo una apuesta estratégica con OpenAI lo que le dio una posición de liderazgo frente a otros competidores de la industria, como Google, Meta o Apple.

Una decisión de este calado tendría un gran impacto en el futuro de Microsoft por lo que, siempre según rumores, el propio Nadella presionó al consejo de OpenAI para que Altman volviera a la compañía. Tras un fin de semana convulso, con mucha información de diferentes fuentes, el consejo de OpenAI se mantuvo firme en su decisión y decidieron contratar a Emmett Shear, Co-Fundador de Twitch, como nuevo CEO de OpenAI tal y como él mismo anunció en X.

Pocas horas después fue Microsoft, a través de un tuit de Satya Nadella, quien hizo público que Altman, Brockman y otros compañeros, se incorporaban a Microsoft un nuevo equipo de investigación de IA.

El lunes, 505 de los 700 empleado de OpenAI firman una carta amenazando con abandonar la empresa si el consejo no trae de vuelta a Altman y Brockman y dimiten posteriormente.

Un día después, la cuenta de OpenAi en X (antes Twitter) anunciaba que Sam Altman volvía a OpenAI configurándose un nuevo consejo con Bret Taylor (ex-CEO de Salesforce), Larry Summers (ex-Secretario del Tesoro y Presidente de la Universidad de Harvard), and Adam D’Angelo (CEO de Quora que permanece en el consejo) que en el futuro aumentará hasta 9 miembros.

Sin duda, unos días movidos que tendrá un gran impacto en el desarrollo futuro de la inteligencia artificial porque este movimiento de piezas ha mostrado que hay diferentes facciones y puntos de vista en el sector. Probablemente, en unos meses tengamos una visión más clara de las apuestas de cada uno de los integrantes de esta ecuación y podremos opinar con más conocimiento.

En la Wikipedia hay una excelente recopilación de todo lo que ha pasado estos días con múltiples enlaces. No sé cuánto durará online porque algún editor ya ha pedido que se borre.

¿Continuará?

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *